¡Contacta con nosotros! hola@boalvet.ai
+ 34 665 477 773

Jornada Formativa  “El método Obsalim: Las vacas nos hablan de alimentación”

El viernes 23 de septiembre, de 11 a 14 h en las instalaciones de Andaluza de Ordeño Robotizado de Hinojosa del Duque (Córdoba), ofreceremos una Jornada Formativa sobre el revolucionario Método Obsalim.

La formación correrá a cargo de Jann Pouliquen, asesor agrario con dilatada experiencia en el manejo de vacuno de leche y carne, producción ecológica, formación agraria y análisis técnico-económico de gestión.

El método OBSALIM propone manejar la alimentación del rebaño a partir de signos emitidos por los animales, evitando carencias y excesos de la dieta que repercuten en el bolsillo. Y es que las propias vacas, ¡nos hablan de alimentación! Con este método, podemos corregir la ración en vacas, ovejas y cabras mediante la observación de los propios animales y de signos básicos como el pelo, el hocico, las heces, su comportamiento…

Este método fue desarrollado hace quince años por Bruno Giboudeau, veterinario francés especialista en rumiantes. El método se basa en la premisa de que “cualquier desequilibrio o problema alimentario se refleja en los animales, en su comportamiento, su estado o sus resultados de producción o de reproducción…

El ganadero que sabe identificar y descifrar estos signos dispone así de una herramienta muy potente para pilotar a diario la alimentación y el manejo de su rebaño” subraya Emilie Salesse, veterinaria bretona que aplica el método con gran éxito. “La alimentación es el origen de buena parte de los problemas de un rebaño lechero, pero otros factores como las instalaciones, las prácticas ganaderas o la existencia de una patología infecciosa pueden tener consecuencias nefastas. La observación de las zonas con suciedad permite orientarse”, añade Emilie Salesse.

Una de las claves del método se trata de valorar la estabilidad del rumen. En función del estado de las heces y por dónde se ensucian los animales, nos puede dar pistas sobre si la alimentación es la adecuada, o si ciertos elementos de la ración son excedentarios, lo que lleva la vaca a eliminarlos.

Hocico, ojos, cuernos, patas, pelos, ubre, piel, orina, comportamiento… Bruno Giboudeau, inventor del método, ha registrado 143 signos y su significado.  Según Bruno G. “Este número importante de signos puede asustar a primera vista. Pero con un poco de costumbre, se puede dar la vuelta a un rebaño de 50 vacas en un cuarto de hora.”

Se trata de un método que permite tener resultados rápidos, y puede utilizarse como preventivo o curativo, adaptándose a todos los sistemas de explotación.
¡Inscríbete aquí!

(Precio de la inscripción: 65 €. Plazas limitadas por riguroso orden de inscripción.)

Te dejamos con un pequeño vídeo que explica el método:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.